LIFTING DE CEJAS

Objetivo

Se trata de una sencilla intervención quirúrgica para mejorar importantemente la “caída de las cejas”. Con la edad, y acentuado por la exposición solar intensa, la piel y los músculos de la cara pierden tono, y caen, apareciendo pliegues y arrugas que provocan el aspecto "envejecido" del paciente.  También nos trata la sensación de “tristeza de la mirada” que provoca la sombra de las cejas en los párpados, ganando “vivacidad” en la mirada.

La introducción de la "CIRUGÍA LASER" en el tratamiento del envejecimiento facial nos ha dado la posibilidad de tratar, simultáneamente con el lifting facial, las pequeñas "arrugas superficiales" que no se mejoran con el lifting de cejas clásico, consiguiendo un resultado de "MAYOR REJUVENECIMIENTO" de la mirada.

Este lifting se puede realizar simultáneamente, además de la "cirugía láser", con otras técnicas quirúrgicas faciales, como son la blefaroplastia o cirugía de las "bolsas" de los párpados, liposucción, lifting o minilifting facial, rinoplastia o implantes de mentón o de mejillas.

Todo lo expuesto anteriormente comporta que cada caso sea estudiado de manera INDIVIDUALIZADA Y PERSONAL por el cirujano plástico, de cara a la planificación del tratamiento para cada paciente en particular.

El resultado de dicha intervención es muy favorable y duradero, con un alto grado de satisfacción por parte del paciente. La práctica de la Medicina y la Cirugía no es una cienciaexacta, y aunque se esperan excelentes resultados, no hay garantías explícita o implícita sobre los resultados que pueden obtenerse.

Anestesia

Generalmente se realiza dicha intervención con anestesia local y una sedación suave, no requiriendo ningún ingreso hospitalario.

En algún caso seleccionado se realizaría con anestesia general, ya sea por deseo del paciente, por indicación médica, o  por la asociación de dicho tratamiento con otros procedimientos quirúrgicos faciales, como hemos citado anteriormente.

Incisiones

Las incisiones necesarias para realizar dicho lifting se colocan en las zonas pilosas encima de la oreja, por detrás de la línea de implantación del cabello. Estas incisiones se colocan en estos lugares por estar "escondidas en el pelo” y, por lo tanto, no son visibles.

La localización exacta de dichas incisiones puede variar sutilmente según el paciente sea hombre o mujer, ya que cada sexo tiene sus características específicas de cabello.

 

 

En ambos casos, por la localización de las incisiones, las cicatrices resultantes difícilmente serán visibles a los 4 meses. Durante este periodo de tiempo están disimuladas por el mismo cabello del individuo.

Tratamientos alternativos

Aparte de no realizar ningún tratamiento, pueden realizarse como tratamientos alternativos los rellenos de las arrugas frontales con materiales implantables o con grasa, pero con resultados algo pobres. Existen riesgos y complicaciones asociados con dichos tratamientos alternativos.

Riesgos

Como toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos de complicaciones en la misma. Aunque la inmensa mayoría de los pacientes no sufren dichas complicaciones, usted ha de conocerlas y ser informado de las mismas. Hemos de señalar que las ventajas de esta intervención son mucho mayores que los inconvenientes de la misma.

Estos  riesgos son:

Hematoma. Es muy raro, y si lo hay raramente obliga a la evacuación del mismo. Si lo hubiera, desaparecería espontáneamente a los 7-10 días.

Infección. Es excepcional. Nosotros realizamos un tratamiento antibiótico para que no ocurra.

Cicatriz visible. Muy excepcional. Se podría dar en pacientes con muy poca densidad pilosa, a lo que se añadiera una cicatriz ancha por su estilo personal de cicatrización. Puede obligar a una corrección quirúrgica de dicha cicatriz con anestesia local.

Flacidez cutánea postoperatoria. En raros casos podemos conseguir un resultado “pobre”, porque los tejidos profundos no nos permitan estirar la piel. Es muy raro, y no es predecible antes de realizar la intervención.

Una vez realizada la intervención, se deben realizar controles postoperatorios hasta un mínimo de tres meses después de la intervención.

Evolución

El dolor postoperatorio del estiramiento de las cejas es habitualmente mínimo, y el poco que hay generalmente desaparece en las primeras 24-48 horas. Requiere una analgesia suave.

Se retiran las suturas a los 5-7 días, aunque pueden quedar unas zonas edematosas en unos pocos centímetros delante de la cicatriz, pero siempre incluidos dentro de la zona del cabello. El resultado final se consigue a los 3 meses, debiendo seguir controles postoperatorios durante este tiempo.

Es una intervención de cirugía sin ingreso, requiriendo una baja laboral mínima de 24 horas. En los pacientes en los que hubiera una hinchazón postoperatoria máxima, podría requerir como máximo una baja laboral de 5 días, pero estos casos son excepcionales.

 

 

 

lifting cejas

diseño páginas web Barcelona
Clinic Sant Cugat (Barcelona). Especialista en servicios de medicina estética, cirugía estética y cirugía plástica, depilación láser y liposucción.