CIRUGíA PLÁSTICA Y CIRUGÍA ESTÉTICA. REDUCCIÓN DE MAMAS

Objetivos

- Se trata de una sencilla intervención quirúrgica con la que disminuimos el volumen exagerado de las mamas. Las mamas que son "muy grandes" pueden provocar en la paciente problemas de tipo físico, como son dolor de espalda, la aparición de erupciones debajo de ellas por el sudor o el roce, o el "marcar el tirante del sujetador" por su gran peso; También pueden dar problemas psicológicos a la paciente que las padece, como son el llevar vestidos “anchos” para disimular, el andar con los hombros hacia delante para que no se vean mucho, o taparse las mamas con bolsos o carpetas.

-

Es un tipo de intervención con la que podemos cambiar por completo a la paciente, eliminando en muchos casos el complejo de la misma, e incluso cambiar la forma de vestir y de traje de baño. Bastantes pacientes son mujeres "nuevas" después de operarse.

-

Como todas las intervenciones de la Cirugía Estética, pueden combinarse con otras intervenciones de otras zonas del cuerpo, como liposucción, rinoplastia, en un tiempo quirúrgico.

- Para conseguir una reducción de las mamas el cirujano plástico puede realizar varias técnicas, por lo que valorará la técnica más adecuada de manera INDIVIDUAL Y PERSONAL para cada paciente en particular.

- El resultado de esta intervención suele ser muy satisfactorio tanto para el paciente como para el médico. La práctica de la Medicina y la Cirugía no es una ciencia exacta, y aunque se esperan excelentes resultados, no hay garantías implícita o explícita sobre los resultados que puedan obtenerse.

Anestesia

- Esta intervención requiere una anestesia general de duración media, con un corto ingreso hospitalario en la clínica.

Incisiones

- En la mayoría de casos, para realizar dicha intervención, basta con una incisión circular alrededor de la areola, prolongada por una incisión vertical que va desde el borde de la areola hasta el surco submamario. Este tipo de incisión tiene una cicatrización muy favorable, con una maduración muy rápida de las cicatrices, que suele ser de 6-9 meses.

- Por otro lado, hay algunos casos que, por la edad o el grado de caída de la mama, se tiene que añadir a las incisiones anteriores una incisión horizontal que recorre el surco submamario. Aunque esta última incisión suele ser más visible que las anteriores, está disimulada generalmente por la caída de la mama sobre dicho surco.

Tratamientos alternativos

Además de no realizar la intervención, no hay un tratamiento alternativo eficaz para reducir las mamas.

Riesgos

Como toda intervención quirúrgica, hay unas características evolutivas específicas y unos mínimos riesgos de complicaciones en la misma. Aunque la inmensa mayoría de los pacientes no sufren dichas complicaciones, usted ha de conocerlas y ser informado de ellas. Hemos de señalar que las ventajas de esta intervención son mucho mayores que los inconvenientes de la misma.

Estos riesgos son:

- Hematoma. Sobre todo en la técnica de cicatriz corta siempre hay un hematoma superficial debajo de la piel que está por debajo del complejo areola-pezón, que suele desaparecer a las 2-3 semanas. En algunos casos este hematoma sale por la cicatriz vertical, "manchando" las gasas, y si ocurre, suele desaparecer hacia quince días después.

- Seroma. Es un acúmulo de líquido amarillento que puede salir por la cicatriz. Es raro que sea así, y si ocurre, desaparece espontáneamente a las 2-3 semanas.

- Infección. Muy infrecuente. Puede requerir antibióticos para tratarla, y en casos excepcionales corrección secundaria de las cicatrices.

- Dehiscencia de las heridas. Si hay un hematoma o un seroma que salga por la piel puede haber una discreta separación del borde de la incisión vertical, que cura espontáneamente cuando cesa el drenaje de líquido por la piel. Es más frecuente que ocurra en fumadoras.

- Arrugas de la piel. Ocurre de manera constante, y es propio del tipo de intervención realizada, en la técnica de cicatriz corta. Son arrugas de la piel, que por retracción de la misma desaparecen en 1-4 meses. Si quedase alguna arruga residual, lo cual es muy improbable, podría requerir un pequeño retoque con anestesia local de la misma.

- Asimetría. Es muy excepcional que sea aparente una diferencia de tamaño significativa entre ambas mamas.

- Cicatrización anormal. Las cicatrices areolar y vertical suelen cicatrizar mediante cicatrices muy poco visibles, y no suelen dar problemas. Hay mayor riesgo de cicatrices anchas y visibles, o cicatrices que permanecen rojas y elevadas, en el caso de realizar la cicatriz horizontal por el surco submamario. Si hay alguna alteración de la cicatrización, puede requerir tratamientos postoperatorios específicos.

- Alteraciones de la sensibilidad del pezón y lactancia. Según la técnica aplicada pueden haber alteraciones de sensibilidad del pezón o imposibilidad de lactancia posterior. Cuando se aplica la técnica de cicatrices cortas no la suelen haber. En el caso de cicatriz larga, dependerá de la técnica, lo cual será especificado en cada caso concreto.

Otros problemas, como son  dolor crónico, u otros, están descritos como casos excepcionales en la literatura médica.

Evolución

- El dolor postoperatorio de la reducción de mamas suele ser leve o moderado, suele durar 2-4 días, y puede requerir sólo analgesia suave o una combinación de dos analgésicos durante 7-10 días.

- Los puntos de sutura se suelen retirar a partir de los 10 días, siendo muy variable el momento de dicha retirada según cada caso particular. Una vez retirada la sutura, se debe seguir un control postoperatorio mínimo de 6-12 meses.

- En el caso de usar la cicatriz corta, hemos de tener muy presente que en los primeros días después de la intervención tendremos unas mamas con una forma "rara", con mucho relleno en los cuadrantes superiores, y debajo del pezón será muy vacía, con arrugas y hematoma. Esta mama sufre una hinchazón moderada durante las dos primeras semanas, NORMALIZANDO PROGRESIVAMENTE SU FORMA a partir de la tercera semana, y pudiendo normalizarse totalmente a los 1-4 meses.

- Esta intervención requiere una baja laboral mínima de 3-5 días, que puede prolongarse hasta 10-14 días en pacientes que realicen un trabajo con esfuerzo físico. Están prohibidos los esfuerzos físicos durante 10-14 días. La paciente deberá llevar un sujetador deportivo día y noche durante 4 semanas.

  aumento de mamas
diseño páginas web Barcelona
Clinic Sant Cugat (Barcelona). Especialista en servicios de medicina estética, cirugía estética y cirugía plástica, depilación láser y liposucción.